Sunday, April 19, 2020

Comentarios sobre la carta de Santiago Gangotena al Presidente de la República Lenín Moreno

1.     Las leyes laborales deben ser flexibles al máximo.  El gobierno debería permitir que empleador y empleado se pongan de acuerdo en la forma en cómo ellos quieran sobre la manera de trabajar juntos.  El gobierno debería limitarse a proveer información del mercado laboral, y a impulsar (mas no obligar) el uso de contratos que protejan al empleado.

2.     El impuesto a la renta de tasa fija es lo que se debe hacer, pero en el sentido de que no deben existir deducciones.  Sin embargo, sí se debe considerar diferentes tasas para diferentes niveles de ingreso.  Particularmente en relación con los de ingresos bajos, a quienes se les debería aplicar una tasa de impuesto a la renta negativa.

3.     De acuerdo, la seguridad social es un programa nefasto.  Además, ¿por qué me obliga el Estado a ahorrar?, ¿qué tal si tengo una enfermedad terminal y necesito mi dinero hoy, y no en 30 años? Además, con un sistema de impuesto a la renta negativo todo ciudadano siempre tendría ingreso asegurado.  La seguridad social debe ser opcional.  Aquellos que ahora aportan y no quieren seguir aportando se les puede liquidar sus ahorros a través de un bono estatal.

4.     El impuesto de herencia.  Debemos aceptar el hecho que las sociedades humanas son construidas en base a familias y no individuos.  Por esto, un impuesto de herencia demasiado alto desincentiva el trabajo de los individuos que trabajan por el bienestar de sus familias.

5.     Aunque parezca que el impuesto de salida de capitales ayuda al fisco, en realidad desincentiva fuertemente la entrada de capitales.  Imaginen un centro comercial al cual uno puede ir a consumir, pero a la salida le arranchan el 5% de lo que consume.  Cualquiera se va a otro centro comercial.

6.     Todos los subsidios, sin importar la industria, deben desaparecer.  Pero de manera primordial el subsidio a los combustibles que le hace un daño tremendo al país y al medio ambiente.

7.     Los ecuatorianos deben tener la libertad de poder comprar los mejores productos y servicios sin importar de dónde vengan.  Por lo tanto, los aranceles no deben existir.  El capitalismo de favores, en este caso el favor es proteger a industrias ineficientes, debe eliminarse inmediatamente.  Sin embargo, sería prudente considerar bajar los aranceles al 1% (como los países de la Unión Europea) para financiar el funcionamiento de las aduanas.

8.     Las utilidades a los trabajadores es un impuesto a la renta distribuido de manera directa a los empleados de cada empresa.  De todos los impuestos, este es uno de los menos malos.  Debería mantenerse, pero a tasa fija y sin deducciones.  Es decir, debe ser distribuido sin considerar las cargas familiares u otras consideraciones.

9.     Ministerios: el Ecuador necesita 6 o 7 ministerios: Cancillería, Justicia, Economía (incluye SRI), Salud (para coordinar temas de salud pública como pandemias, no para administrar hospitales), Interior/Gobierno (para la administración pública), Defensa (principalmente enfocado en salvaguardar las costas).  Tal vez se note que no hay ministerio de educación.  Las instituciones educativas de todo nivel deben ser autónomas, y el gobierno debería garantizar la educación de los ecuatorianos a través de la distribución, sin condiciones, de vales.  Esto puede realizarlo el ministerio del interior o un ministerio de educación pequeño y especializado.  Igualmente, se debe garantizar la salud a través de la implementación de vales para compra de seguro de salud público o privado.

10.  Sin duda que se debe abrir la banca y aplicar únicamente regulaciones de estándar internacional como son los Acuerdos de Basilea.  Como antes mencionado, cero protecciones a industrias ineficientes.  Si los bancos nacionales son bien administrados, tendrán clientes.

11.  El IVA es otro de los impuestos menos malos.  El estado debería ser pequeño, y esta tasa debería ajustarse para poder cubrir los gastos necesarios.  Si el cálculo de este se determina que debe ser 15%, pues entonces, 15%.

12.  Las “prebendas graciosas” es parte de los favores estatales que no tienen cabida en un país con justicia.

13.  "Se ha perdido el concepto de ‘servidor público’. No es un trabajo permanente, deben regresar a sus antiguos trabajos. Es un servicio a la comunidad." Absolutamente, con relación a esto se debe mencionar los famosos "nombramientos" que deben desaparecer.

14.  En relación con los salarios del burócrata.  Deben ser altos, y altos para poder atraer a los mejores candidatos.  Sin embargo, repito, el número de burócratas debe ser bajo, muy bajo.

15.  Dolarización: el hecho de tener el dólar nos hace más estables, por lo tanto más competitivos, y más ricos.  La existencia del dólar como moneda nacional debería estar escrito en la constitución.

16.  Ingresos por el petróleo.  Se extraña al FEIREP, pero fuera maravilloso que se construya un fondo parecido al famoso Fondo de Pensiones Global noruego.  A este se lo puede empezar con el dinero recibido de la venta de todas las empresas públicas.

17.  Y finalmente, de acuerdo, se necesita valentía.  Pero los ecuatorianos y la historia responderían favorablemente al líder con la suficiente astucia, y el suficiente coraje de realizarlo.   

Saturday, April 11, 2020

La Ardilla de la Noche

Había de una vez una ardilla.  Su inquietud y energía que brillaban durante la noche, la convertían al caer el sol, en una ardilla desvelada, trabajadora, e inquisitiva.  Una noche, la siempre atenta y siempre en alerta ardilla, apuntó su refinado olfato hacia tierras lejanas porque de ahí emanaba olores extraños.  No supo bien qué eran aquellos olores, pero supo que viajaban rápido y que eran también siniestros.

Nuestra ardilla no dudó en advertir a sus familiares y amigas ardillas de lo que había percibido,
-"¡Oigan!, ¡oigan!, algo feo se viene, algo feo se viene."
Pero sus advertencias fueron rápidamente olvidadas y la ardilla prontamente ignorada.

La siguiente noche la desvelada ardilla volvió a percibir los rápidos y siniestros olores, pero esta vez los percibió más fuertes, más veloces, y más funestos.  Y nuevamente no dudó en advertir a sus familiares y amigas ardillas,
-"¡Óiganme!, ¡óiganme!, algo feo se viene, ¡algo malo sí que se viene!"
Pero nuevamente sus advertencias fueron rápidamente olvidadas y la ardilla prontamente ignorada.  

La tercera noche, la trabajadora ardilla volvió a percibir los veloces y funestos olores, pero esta vez los percibió aún más violentos, aún más raudos, y aún más nefastos.  Y una vez más no dudó en advertir a sus familiares y amigas ardillas,
-"¡Óiganme todos!, ¡escúchenme todas!, algo feo definitivamente se viene, no salgan de sus casas, ¡no salgan de sus casas!"
Pero una vez más sus advertencias fueron rápidamente olvidadas y la ardilla prontamente ignorada.  

Al día siguiente, los olfatos menos refinados de los familiares y amigas de la ardilla pudieron percibir aquel olor ágil y adverso del cual la ardilla de la noche los había advertido.  Entonces todos, acordándose de la inquisitiva ardilla fueron a tomar refugio en sus casas sin salir, para no encontrarse con el siniestro olor.  

Al caer el sol, la siempre desvelada ardilla, se puso a trabajar y a curiosear más que nunca, y supo que al día siguiente el siniestro olor llegaría como una peste que mataría a todos aquellos que no le hicieran caso.  Y entonces advirtió una vez más
-"¡A la casa, todos a la casa que se viene una peste! Algo feo ha llegado, ¡no salgan de sus casas!"

Dicho y hecho, al día siguiente la peste llegó y se llevó a todos aquellos que no hicieron caso a las advertencias de la ardilla.  Afortunadamente, los familiares y amigas de la ardilla sí escucharon y estuvieron a salvo del ágil mal.  La ardilla de la noche, satisfecha de haber podido ayudar, pasó a ser héroe de su comunidad.


La ardilla de la noche está basada en Sara, mujer de pelo negro y piel nácar que supo identificar la amenaza global del coronavirus antes que líderes mundiales lo hicieran, y que con insistencia ayudó a que su comunidad se pueda preparar para enfrentar al siniestro virus.  

Wednesday, April 1, 2020

¿Qué hacer para sobrellevar la crisis financiera producida por el Covid-19? II

Resulta plausible que la solución sanitaria para contener el virus sea la misma que para contener la economía: pruebas diarias del virus. Asumamos que el costo mensual de estar paralizados es el cinco por ciento del PIB (cifras de esta magnitud se han publicado al referirse al costo económico en otros países paralizados por el virus), es decir cinco mil millones de dólares. También, supongamos que el costo de realizar una prueba del Covid-19 puede llegar a ser tan bajo como un dólar y tener resultados en diez minutos (así lo afirma una empresa británica que quiere empezar a producir estas pruebas en Senegal).

Entonces, pruebas diarias. Todos quienes necesiten salir a trabajar obtienen una prueba cada día que salen. Estas podrán ser administradas en su lugar de trabajo o en sitios estratégicamente colocados por el Ministerio de Salud. ¿Si dan positivo? A la casa por dos semanas. ¿Negativo? Reciben un botón "libre de virus", y a trabajar. Un mes de esto y nadie infecta a nadie más.

Considerando la población laboralmente activa en el Ecuador (siete millones según el INEC), este programa no debe costar más de 15 millones de dólares diarios, o unos 300 millones de dólares al mes. Aún tomando en cuenta el rudimentario cálculo de las cifras, es un ahorro para el Ecuador.

¿Qué hacer para sobrellevar la crisis financiera producida por el Covid-19?

Hay que empezar mencionado el admirable espíritu filantrópico de muchos ecuatorianos.  Se ha podido apreciar como muchos se han organizado para ayudar a los más vulnerables, como por ejemplo con canastas básicas.  Sin embargo esto no es suficiente, y el gobierno tiene la posibilidad, a pesar de la crisis presupuestaria, de ayudar a sobrellevar la crisis financiera producida por la pandemia.  

Primero, eliminar el control de precios ya que esto elimina el interés de producir y aumentar stock. Más aún, si la gente sabe que se imponen controles se apresura a comprar más de lo que necesitan y esto resulta en la escasez.  

Segundo, el desplome del precio del petróleo y la ausencia de uso de vehículos presenta una oportunidad perfecta para finalmente eliminar el subsidio a los combustibles. Aunque esto no tendrá un beneficio inmediato, sí ayudará a pagar la financiación del estímulo que se debe efectuar inmediatamente en forma de préstamos estatales.  El estado debería ofrecer a todo ciudadano la cantidad de $350 mensuales sin intereses (la mitad del costo de la canasta básica familiar) mientras dure la pandemia.  Idealmente el repago de estos montos se los haría como parte del pago de impuestos en 2021.

Este estímulo a la economía de forma directa a los que más lo necesitan no solo servirá para asegurar que ecuatorianos no pasen hambre ni les falte medicina, si no que también ayudará a mover la frágil economía ecuatoriana y prevenir una depresión económica total.  

Con suerte, esta experiencia comprobará que la mejor ayuda que deben recibir los más vulnerables es dinero en efectivo.  

Friday, March 27, 2020

Narcos: modernity’s conquistadores?

The Covid-19 pandemic is forcing people around the world to stay home and, well, watch television.  Netflix’s Narcos, a binge-worthy series, tells the story of history’s most famous drug lords: From Pablo Escobar to El Chapo Guzmán.  While thoroughly enjoying this fantastic production, I couldn’t help but notice parallels between the modern drug lord and the conquistadores from the bygone Age of Discovery.  

The first thing that comes to mind is the origin of both groups, as both conquistadores and narcos ventured from a more organized society to establish their own domains in the periphery.  In the case of the former, in lands claimed by the Spanish Empire; and in the case of the latter, within lands of the Spanish Empire’s republican offspring: Colombia and Mexico.  Both sought to establish their own hierarchies, borders, rules, and militias, and did so with great success and considerable disregard for any overseers.  

Quick examples are not too hard to come by.  In 1524, after having led the Spanish conquest of Mexico, Hernán Cortés wrote the fourth of his five letters to King Charles I of Spain.  In it he describes many squabbles and betrayals, specifically mentioning other conquistadores such as Don Diego Colon, Diego Velasquez and Francisco de Garay, who according to Cortés, had “agreed amongst themselves to go there with the hostile intention of doing me [Cortés] all the mischief they could”.  This letter proves conspiracy or paranoia, which in any case are common themes surrounding the capos who have run the Latin-American drug empires.  

The Spanish conquest of Peru saw Francisco Pizarro as the original patron, having under his command El Adelantado Diego de Almagro, and Sebastián de Benalcázar, two of history’s foremost conquistadores.  While distributing orders over the conquered Incan domains, Pizarro and his hierarchical organization wielded great wealth and power.  Deciding who lived or died, or who was able to conduct business in his territories, Pizarro paid off rival conquistadores like Pedro de Alvarado to leave South America altogether.  

But eventually, Benalcázar would disregard Pizarro and set forth to claim Quito for himself in the name of the Spanish Empire.  De Almagro also entered in conflict with Pizarro when Pizarro went back on his word of distributing the spoils of conquest in an equal manner.  These spats eventually resulted in a series of assassinations not unlike those between members of the drug cartels.  In this case, Hernando Pizarro, Francisco’s brother, ordered the killing of De Almagro in 1538, which resulted in the slaying of Francisco himself in 1541 by El Mozo, De Almagro’s son.  

These brutal clashes are reminiscent of the several bloody vendettas we can appreciate in the Netflix series.  After Escobar fell, power transferred from the Medellín Cartel to the Rodriguez Orejuela siblings and their associates, also known as the Cali Cartel.  And just as the desire for dominion over conquered lands led to the transfer of power from conquistador to conquistador, drug lords’ desire to control the drug trade ultimately led to Guadalajara (Miguel Ángel Felix Gallardo), Juarez (Vicente Carrillo Fuentes), Sinaloa (El Chapo), and many in between.  


There are many different historical circumstances that determine the fate of societies and the groups within, of course, but historians should consider the conquistador idiosyncrasy as being a cause in the development of the drug reigns of recent decades.